Los chattanoogers vamos a muchos eventos. Concretamente vamos a muchas WordCamps y Meetups de WordPress. Eso requiere tiempo y dinero. Por ello hay muchas personas que nos preguntan cómo nos lo montamos para poder permitirnos ese lujo.

A poco que hayas asistido a un par de WordCamps habrás descubierto que algunos asistentes van con camisetas de marcas comerciales. Pueden ser agencias y freelancers promocionando sus servicios. Pueden ser sponsors oficiales. Y pueden ser embajadores de marca.

A estos últimos les pagan, al menos, los gastos de viaje. Y eso hace que asistir a diez o doce WordCamps por año sea más soportable.

¿Pero cómo se llega a ese punto? ¿Hay alguna otra forma de amortiguar esos gastos? ¿Qué necesito para ser embajador/a de marca? ¿Qué consecuencias negativas tiene? ¿Podría yo ser uno/a de ellos/as?

Cuando alguien te dice que se paga el viaje a una WordCamp poniéndose una camiseta solo te está enseñando la punta del iceberg. No es verdad. Ojalá fuera tan sencillo. Si así fuera, todo el mundo lo haría, ¿verdad?

Te contamos nuestra experiencia y el impacto en nuestra vida personal de ir a todos los eventos WordPress que podemos permitirnos. Sin secretos, la pura realidad. Se pude hacer de más maneras, pero esta es el Chattanooga Style.

Si prefieres la versión en audio del programa: